OLVIDATE DE MI

9:00:00

El otro día tuve un sueño y la idea me llevó a escribir un texto que me recuerda un poco a la película Olvídate de mí, no sé si la habéis visto... en caso de que no, os la recomiendo, la historia trata de una pareja que tiene problemas en la relación y rompen, ella se pone en contacto con una clínica que borra los recuerdos y él, al enterarse, decide ponerse también en contacto con esa clínica y someterse a la misma terapia. Durante el proceso resurgen los recuerdos y una parte de él lucha contra la destrucción de estos. Los actores principales son Kate Winslet y Jim Carrey (ambos lo hacen genial y es curioso verlos en estos papeles).
Mi sueño tenía un significado parecido, llegaba a un piso cargada de maletas vacías, las llenaba de recuerdos y salía de ella como si éstos ya no me pertenecieran, qué fácil sería así superar tantas cosas que nos pasan en la vida, verdad? Aquí os dejo el texto, no tiene ninguna pretensión, no suelo escribir o al menos hace mucho que no lo hago, pero me apetecía compartirlo:
 
Y, sin saber muy bien cómo, me encuentro frente a la puerta sosteniendo las llaves pero, esta vez, cargada de maletas vacías que, al chocar entre sí, dan paso al eco de un piso vacío. Cierro la puerta tras de mí y camino hasta la habitación intentando no mirar las habitaciones ni los objetos con los que me cruzo durante el recorrido. Una vez alcanzo mi objetivo abro en primer lugar una maleta y, tras ella, el primer cajón. Vacío todo su contenido en ella, en este caso, un solo recuerdo y con él ya he llenado una maleta. Me dispongo a cerrarla pero cuesta, es un recuerdo grande, de los que pesan, es nuestro primer y tímido beso. Mientras intento cerrarla un poco de recuerdo asoma a través de ella, es tu mirada acercándose a la mía, empujo como puedo y tras minutos forzando finalmente consigo encajarlo y cerrar la maleta.

Abro el segundo cajón pero, este recuerdo, como si conociera su destino, escapa nada más abrirlo. Empiezo a recorrer la habitación en su busca, no hay forma de atraparlo y en un momento de despiste ha desaparecido. Me siento en la cama extasiada, cansada de correr tras él y, de pronto, se me viene a la cabeza, ¿es posible? miro debajo de la cama y ahí está, escondido y es que no podía ser de otra forma, ese recuerdo es nuestra primera escapada juntos. Lo cojo pero apenas puedo con el peso, lo vuelvo a dejar donde estaba y acerco la maleta más grande, con gran esfuerzo logro meterlo y cerrarla… estoy agotada.

Y así, uno tras otro, encierro todos los recuerdos que nos unen en maletas, desde las puestas de sol, las risas, las botellas de vino vacías, los paseos en moto, las conversaciones sobre música, sobre literatura, sobre fotografía, sobre la vida… Algunos recuerdos incluso encerrados siguen resonando cada vez más leve… tu voz al teléfono, las canciones de piano, los ladridos de un perro. Hasta finalmente llegar al último día, a la despedida, a mi mirada borrosa.


Una vez he terminado de guardarlo todo, cojo las maletas y vuelvo a recorrer el pasillo, nuevamente con la cabeza agachada y la mirada en un punto fijo, evitando crear nuevos recuerdos y, finalmente, abandono el piso con maletas llenas de recuerdos y un corazón vacío.
 
 

You Might Also Like

1 comentarios

  1. no conocía la película pero sin duda me han entrado ganas de verla!un besito guapa!tngo nuevo post por si te animas!
    http://angelandchic1.blogspot.co.uk/2013/11/leatherflowers.html

    ResponderEliminar

Mis favoritos